Prelims - Normas mínimas para la recuperación económica – 3ra edición

Índice

Uso de las normas

Un vistazo rápido a las normas

1      Normas esenciales

2      Normas en materia de valoración y análisis

3      Normas en materia de desarrollo empresarial y sistemas de mercado

4      Normas en materia de distribución de activos

5      Normas en materia de servicios financieros

6      Normas en materia de empleo

Anexo: Herramientas vinculadas al mercado y marcos para las valoraciones

Glosario

Equipo de desarrollo de normas

Uso de las Normas

Este recurso no es una serie de instrucciones para implementar programas económicos en contextos humanitarios. Su objetivo es ofrecer una guía para el lector acerca de cómo debe ser una buena programación y qué debe tenerse en cuenta a la hora de planificar las actividades.

Puede leer cada sección por separado o todas seguidas. Cada sección contiene referencias a otros capítulos o secciones que también pueden ser relevantes, puesto que muchas de las Normas o acciones están relacionadas. Utilice la figura de la página 1 a modo de guía.

Este libro resultará especialmente a los profesionales que trabajan sobre el y a los trabajadores de organizaciones humanitarias que pongan en marcha programas inmediatamente tras una crisis. Los donantes, gobiernos, agentes del sector privado, redactores de propuestas y personal operativo también pueden considerarlo un punto de referencia útil a la hora de diseñar o revisar actividades de un proyecto.

Siempre existirán ciertas divergencias entre las normas universales y la capacidad de aplicarlas en cada momento. Cada contexto es distinto y las condiciones locales pueden hacer que resulte imposible cumplir esas normas. Este libro ofrece información al lector sobre los resultados finales que deberían buscar quienes implementan los programas.

Un vistazo rápido a las normas

¿Quién debería usar las MERS?

Todo aquel que planifique o ponga en marcha programas económicos o de subsistencia en el contexto humanitario debería usar las Normas mínimas para la recuperación económica (MERS). También resultarán útiles para el personal operativo que adquiera o suministre grandes volúmenes de productos para una zona específica (como distribuciones de bienes no alimentarios) para comprender cómo evitar un impacto negativo en el mercado. Los donantes, gobiernos, agentes del sector privado, redactores de propuestas y personal encargado de las valoraciones encontrarán en estas Normas un recurso útil para diseñar o revisar actividades de un proyecto.

¿Cuándo deben aplicarse estas Normas?

Siempre que sea posible.

Las Normas se han diseñado para ser utilizadas antes de una crisis, en los primeros días de respuesta, durante la recuperación o al comienzo de un proyecto de desarrollo a más largo plazo. Resultan útiles siempre que se interactúe con un mercado, tanto si la respuesta es neutra respecto a este, como si lo tiene en cuenta o está integrada en este. Pueden utilizarse para cualquier mercado y para programas donde los resultados económicos o de subsistencia no son el objetivo principal de las actividades.

Asuntos transversales y grupos objetivo específicos

Al revisar las MERS, se ha prestado especial atención a aquellos puntos relevantes para varias Normas. Estos son: 1) género, 2) incapacidad, 3) preparación, 4) resistencia, 5) protección y 6) medio ambiente. En lugar de tratarse de forma paralela, se han incorporado en las secciones correspondientes de cada capítulo. Este libro no puede abordar minuciosamente todos los asuntos transversales de varias normas, pero reconoce su importancia e incluye referencias a otras normas y recursos relacionados donde el lector puede obtener más información.

Un punto que deben recordar quienes no están familiarizados con la implementación de programas económicos es la importancia de tener en cuenta a beneficiarios potenciales que normalmente no se considerarían vulnerables a la hora de establecer objetivos Al no ser vulnerables, a menudo son el único sostén económico para sus familias o pueden contratar a otros que sí son vulnerables. Pueden formar parte de la solución, llegando a los que más lo necesitan a través de las estructuras comunitarias.

Cómo leer las MERS: la diferencia entre Normas, Indicadores, Acciones clave y Notas de orientación

Cada capítulo presenta una serie de Normas con Acciones clave, Indicadores clave y Notas de orientación para cada norma.

Las Normas son cualitativas: su objetivo es ser universales y aplicables en cualquier entorno. Se trata de puntos de referencia que permiten evaluar la calidad de un conjunto de actividades. Las Acciones clave son las tareas que los profesionales pueden llevar a cabo para cumplir las normas mínimas. No obstante, el hecho de realizar una acción clave no significa que se cumpla automáticamente la norma. Los Indicadores clave son ‘señales’ que muestran si se ha cumplido un estándar mínimo. Son un modo de medir y comunicar procesos y resultados de acciones clave, y pueden ser cuantitativos o cualitativos. Las Notas de orientación presentan puntos específicos que deben considerarse al aplicar las normas mínimas, acciones clave e indicadores clave en distintas situaciones. Incluyen indicaciones sobre cómo enfrentarse a dificultades específicas o consejos sobre asuntos prioritarios.

Una breve introducción a las MERS, Esfera y la Cooperación de normas humanitarias

¿Qué es Esfera? El proyecto Esfera y su Manual son conocidos por fomentar la calidad y la rendición de cuentas en la respuesta humanitaria. En 1997, un grupo de organizaciones no gubernamentales (ONG) humanitarias, Cruz Roja Internacional y Media Luna Roja lo pusieron en marcha con el objetivo de mejorar la calidad de sus acciones durante la respuesta a los desastres y rendir cuentas de las mismas. La filosofía de Esfera se basa en dos principios básicos esenciales: en primer lugar, que los afectados por un desastre o conflicto tienen derecho a vivir con dignidad y, así pues, derecho a la asistencia; y en segundo lugar, que debe realizarse cuanto sea necesario para aliviar el sufrimiento humano que pueda producir un desastre o conflicto. El proyecto Esfera, en su esfuerzo para materializar estos dos principios, elaboró una Carta humanitaria y enumeró una serie de normas mínimas que han de respetarse en los sectores clave para la supervivencia y que ahora están plasmadas en el Manual.

En 2007, un grupo de profesionales, miembros de la Red SEEP, reconoció la necesidad de aplicar las normas de Esfera en los programas económicos que se desarrollen en contextos humanitarios. Al ser conscientes de que a menudo se perdían oportunidades o que la implementación en marcha de los programas no era buena, este grupo trató de explorar buenas prácticas emergentes y diseñar intervenciones coherentes y técnicamente correctas. Con la ayuda de la oficina de USAID de la U.S. Foreign Disaster Assistance (Oficina estadounidense dedicada a la asistencia en desastres en el extranjero), se redactaron las Normas mínimas de recuperación económica (MERS) en un espacio colaborativo donde los profesionales de diversos campos dieron forma a un concepto común para mejorar los programas. Desde entonces, las MERS han sido objeto de dos minuciosas revisiones colaborativas. Esta es la tercera edición y contiene las aportaciones de cientos de profesionales y líderes de opinión en los diez últimos años.

Además de las MERS, Esfera reconoce ahora cuatro Normas Comunes: Normas mínimas INEE para la educación: Preparación, Respuesta y Recuperación; Directrices y normas de emergencia para el sector ganadero (LEGS, por sus siglas en inglés); Normas mínimas para la protección de la infancia en la acción humanitaria (CPMS por sus siglas en inglés); y la Norma mínima para el análisis del mercado (MiSMA, por sus siglas en inglés).

La Cooperación de normas humanitarias (HSP, por sus siglas en inglés), que comenzó en 2015, surgió del modelo de alianza de Esfera, y promueve la complementariedad y la coherencia entre normas técnicas. La HSP explica el qué, cómo y porqué del trabajo humanitario, y su trabajo incluye: La Carta humanitaria, que sienta una base ética y legal para la respuesta humanitaria; los Principios de protección, que establecen cómo proteger a las personas de la violencia, cómo evitar causar daños, cómo garantizar el acceso a la asistencia imparcial y ayudar en la recuperación tras el abuso; la Norma humanitaria esencial, que describe los elementos esenciales de una acción humanitaria de calidad, efectiva y que rinda cuentas, y las Normas mínimas, que presentan puntos de referencia universales para la asistencia en refugios y en asentamientos; acceso al agua y al saneamiento y la promoción de la higiene; seguridad alimentaria y nutrición; salud; educación; protección infantil; ganado; y recuperación económica y análisis del mercado.

Las Normas Comunes complementan así a las MERS:

  • Las Normas mínimas INEE enfatizan la importancia de asegurar la educación para la subsistencia y el empleo – mediante el desarrollo de pequeñas empresas, educación financiera, educación técnica y profesional y formación – para los hombres y mujeres jóvenes, especialmente los pertenecientes a grupos vulnerables que no hayan completado la educación básica. Fomentan el análisis de los mercados de trabajo y la colaboración con los sectores económicos y de recuperación temprana para asegurar que los conocimientos empresariales aprendidos resulten útiles, y que los programas sean relevantes para el futuro trabajo.

  • LEGS profundiza en el contexto de las MERS estableciendo puntos de referencia respecto al ganado, un activo productivo esencial del que dependen en gran medida el bienestar social y económico de un número muy importante de comunidades. Con el trasfondo del cambio climático, causante del aumento de todo tipo de desastres, LEGS también ofrece orientación para el trabajo con comunidades dependientes del ganado en entornos frágiles, áridos y semiáridos.

  • CPMS ofrece un conjunto adicional de normas relativas al trabajo de protección infantil en entornos humanitarios, incluyendo orientación sobre cuestiones de trabajo infantil, cómo confluyen los sectores de la protección infantil y la recuperación económica, y la liberación y reintegración de niños que han formado parte de fuerzas o grupos armados.

  • MiSMA, desarrollada por Cash Learning Partnership (CaLP), casa a la perfección con las MERS, puesto que ambas se basan en el principio de que el análisis del mercado debería aumentar la calidad de la respuesta y limitar los daños potenciales. El contenido principal de ambos conjuntos de normas es similar, y su principal diferencia radica en que MiSMA está destinada a su uso por parte de profesionales humanitarios de diversos sectores en situaciones de emergencia, mientras que las MERS examinan más en detalle las actividades de recuperación económica e incluyen en el análisis de mercado las economías familiares y limitaciones económicas más amplias. No obstante, ambas pueden aplicarse en varias etapas, desde la preparación hasta la recuperación temprana.

La revisión de la tercera edición de las MERS es fruto de un intenso proceso de colaboración en el que más de 90 organizaciones han trabajado durante todo un año. Dos reuniones de redacción, y consultas en Ginebra, Dakar, Ciudad de Panamá, Nueva Delhi, Beirut y Londres, en las que más de 175 personas participaron en el proceso de redacción de borradores y revisión. Un comité guía se encargó de la supervisión y orientación para asegurarse de que se incluían las perspectivas de múltiples partes interesadas y de que el documento final era exhaustivo y accesible.

Para acceder al documento online y obtener más recursos y publicaciones, visite www.mershandbook.org.